NUEVA COLECCIÓN PLANETARIUM


¡Buenas!

 

Tenemos muy abandonado esto del blog, pero a partir de ahora buscaremos un poquito de tiempo para dedicar una entrada especial a nuestras nuevas creaciones. En esta ocasión, nos dedicamos a mostraros la nueva colección de collares que da título a esta entrada: la Colección Planetarium.

 

¿Qué nos ha inspirado? ¿De dónde sale esta colección? 

 

Uno de los objetos que muchos niños y niñas ansían desde pequeños es un telescopio. Cuando yo era pequeña, no era tan fácil conseguir uno, ya que eran (y son) demasiado caros si es que querías conseguir ver algo. Sin embargo, esto tenía una fácil solución: se lo pedimos a los Reyes Magos, que para eso son magos. Qué inocentes...

 

Los Reyes Magos nunca me trajeron un telescopio, ni siquiera uno de esos chungos en los que se debe ver todo borroso; y, con el tiempo, se me olvidó el regalo que durante años había estado esperando recibir.

 

Hace poco, revisando materiales, encontramos una piel azul en el taller. Junto con unas piedras redondas y turquesas que encontramos durante un reciente viaje, recordé inmediatamente eso que de pequeña me creaba tanta intriga: el universo, los planetas, las estrellas, los cometas, los "bichos verdes" que salían en las pelís... El universo era una "cosa" demasiado grande e inimaginablemente abstracta para una niña tan pequeña (¿y ahora no?), pero los libros y las películas me ayudaban a darle a esos elementos una forma y un tamaño (para nada) aproximado en mi cabeza.

 

Tras recordar mi antojo por un telescopio y la no satisfacción de ese (costoso) deseo, decidí crear esta colección y rememorar aquellos momentos. Me encanta volver atrás en el tiempo, reencontrarme con viejos recuerdos que había olvidado pero que aún están por alguna parte, ocultos, esperando salir en el momento preciso.

 

Los adultos seguimos siendo niños, estoy segura de ello; es más, necesitamos pensar que seguimos siéndolo aunque las arrugas nos digan que "somos más viejos que un núo" ("nudo" en no andaluz). Por eso he creado esta colección, para seguir siendo una niña grande. 

 

¿De qué están hechos los collares?

 

(Me estoy enrollando más de lo que quería, lo siento). La colección está compuesta por cuatro piezas que intentan plasmar un trocito de universo en cada una. Como ya os he comentado, los collares son de piel (de Ubrique) azul marino y sobre ella hemos bordado un fondo de estrellas que ayudan a unir todas las piezas y a decorarlas. Los planetas, cometas y otros cuerpos celestes de mayor volumen los he representado con piedras turquesas, ojos turcos (que simulan muy bien las órbitas) y ágatas. 

 

Podéis ver la descripción de cada uno y los precios en la Colección Planetarium.

 

Pronto os enseñaremos cómo quedan puestos. Esperamos que os gusten y que recordéis por un momento vuestra niñez.

 

¡Abrazos galácticos!

Escribir comentario

Comentarios: 0