Marrón y amarillo

No lo puedo evitar. Soy una friki del color amarillo. Abro el armario y tengo varias prendas en tonos mostazas, ocres, amarillo pollo, "amarillo huevo"... Lisas, estampadas, a rayas. De lana, punto o algodón. En invierno o en verano, ¡lo que me echen! Me parece un color que, variando su intensidad según la época del año, es muy favorecedor y fácil de combinar con otros colores.

 

Sin ser una experta en moda, ni en tendencias, ni en Pantone, sí que sé de color, y creo que el amarillo en todas sus tonalidades dan luminosidad a los verdes caqui y botella, los azules oscuros, los morados, los marrones y el negro. Vamos, que yo veo que pega con todo siempre que el resultado no sea muy estridente para mi gusto.

 

Pero, sin duda, mi combinación favorita para vestir durante todo el año es el amarillo con el marrón. Me parece muy otoñal para el frío y muy cálido y favorecedor en verano. Por eso, hoy, os traigo tres bolsos en tonos marrones que son muy fáciles de combinar con cualquier color (aunque en esta entrada nos estemos centrando en el amarillo).

 

La tela empleada es arpillera en color beige claro, sobre la que hemos estampado garzas reales, nubes, mariposas, petirrojos y hojas en marrón chocolate. Para el interior, elegimos una tela de algodón estampada en tonos tierra y para la terminación, cremallera de metal y borla de antelina marrón. El tamaño de estos bolsos es de 32 x 21 cm. y ya podéis encontrarlos en nuestra tienda online.

 

Que no os digan que el amarillo da mala suerte, ¡eso es de antiguo!

Escribir comentario

Comentarios: 0