Viaje a la calma

¿No os pasa que, de vez en cuando, os entra complejo de Heidi y necesitáis huir urgentemente al campo, a la montaña o a la playa? ¿Como si necesitaras un ambiente completamente distinto al habitual para encontrarte contigo misma? A mí sí me pasa a veces y no puedo evitar no satisfacer mis deseos heidiles a la voz de "Yo me voy con las cabras" (en modo colapso pero siempre con humor).

 

Pues bien, yo cambié las cabras por vacas y me escapé al norte de España, por Cantabria y País Vasco. Después de terminar en el Mercado del Arte de Conil a un ritmo de producción y atención al público propios de un Primark en Navidad, acabé saturada (¡quién lo iba a decir!) y necesitaba no hacer nada relacionado con la artesanía. Necesitaba también cambiar de lugar, así que después de hacer mudanza de nuevo al taller de Jerez, me lié la manta a la cabeza y me planté en el norte.

 

Sólo quería ver verde (ya tenía muy vista la playa de todo el verano), ése tan luminoso e intenso que comen las vaquitas de los anuncios de leche. Pero conforme iba llegando a mi destino (fui por tierra), me di cuenta de que esta vez no sería una de esas escapadas norteñas súper verdes de la vida. ¡Mi gozo en un pozo! El norte estaba seco, casi marrón, faltaba agüita de lluvia. Aún así, fueron unos días estupendos, con un solo día de lluvia y recorriendo rincones nuevos y otros que ya conocía.

 

Sin embargo, la falta de verde no significó ninguna falta de inspiración (¿no he dicho antes que me iba al norte para desconectar?), más bien al contrario. Ver ese entorno tan distinto en comparación con otras visitas, supuso para mí una gran fuente de inspiración. Encontré unos contrastes de colores alucinantes en la vegetación y tonos muy suaves en el mar y la espesa niebla. Fue un viaje, en sí, de muchos contrastes.

 

De todo esto que os estoy contando surge la nueva colección, cargada de paisajes, colores otoñales y hojas. En el próximo post os enseñaré la colección al completo. Ahora os dejo con algunas fotos hechas durante el viaje, cuando mi cámara y mis ojos estaban buscando motivos que convertir en nuevos estampados.

 

¡Ah! La nueva colección también viene con nuevos materiales. ¡Muy atentas!

 

Un abrazo y gracias siempre por leer hasta aquí.

Escribir comentario

Comentarios: 0