"Había un jardín"

Otoño-Invierno 2017

Fotografía: Carlos Castillo y Laura Jiménez
Fotografía: Carlos Castillo y Laura Jiménez

INSPIRACIÓN

La nueva colección está inspirada en la bonita canción francesa "Il y avait un jardin", de Georges Moustaki, en los recuerdos, en lo rústico, en los sueños y en la botánica más cercana: la que aún sobrevive en algunas ciudades. 

"HABÍA UN JARDÍN"

"Había un jardín inmenso, donde las ramas de los árboles bailaban con los rayos de luz, donde las hojas frondosas se movían al son del aleteo de las mariquitas. Un jardín donde los desayunos con pepitas de granada se alargaban como si todos los días fuesen domingo. Multicolor, mágico, secreto.

 

Una mañana, la ciudad amaneció inquieta. Tod@s se preguntaban qué había sido de aquel almendro y sus flores, del aroma a azahar de los naranjos, de Pepe -el viejo camaleón- y de esa higuera de brazos arremolinados, cuyo intenso olor invitaba a echarse una cabezadita de lo más gustosa.

 

Pasaron unos meses y los habitantes de la ciudad se habituaron a vivir rodeados de asfalto, cemento y algún que otro árbol ornamental. Años después, se habían olvidado de las historias mágicas que contaban del viejo jardín, de sus secretos, de Pepe -el camaleón- y de cualquier cosa que pudiera hacerles sentir: compartir una tarde partiendo y comiendo almendras, descubrir el rumbo de las hormigas, tirar naranjas, correr entre los árboles, leer un libro, disfrutar de un concierto...

 

Pero Emma no podía creer que la vida sólo fuera lo que le habían enseñado en casa y en el cole. Tenía que haber algo más que su rutina diaria de levantarse-asearse-desayunar-iralcole-volverdelcole-comer-hacerlatareayestudiar-jugarunpoco-ducharse-cenarydormir. Así que, un buen domingo salió a pasear consigo misma y recorrió caminos que nunca había tomado, pues su rutina no le dejaba mucho tiempo para hacer eso que siempre respondía cuando los adultos le preguntaban qué quería hacer cuando fuera unos años mayor: investigar.

 

Por el camino, un puntito rojo llamó su atención en el suelo. Le resultó familiar y comenzó a seguirlo. Anduvo un rato callejeando sin prestar atención nada más que a los movimientos de aquel punto rojo con motitas negras, hasta que éste se metió por la grieta de un viejo muro.

 

Emma miró a través de la grieta y en seguida supo que lo que había al otro lado del muro, le haría volver a sentir todo aquello que creía haber olvidado.

 

A ella y a toda una ciudad."

Fotografía: Carlos Castillo y Laura Jiménez
Fotografía: Carlos Castillo y Laura Jiménez

MOTIVOS

  • Botánicos: Higuera, granada, almendro y naranjo.
  • Zoológicos: Camaleón y mariquitas.

MATERIALES

  • Tejidos: lana suave y calentita, lonetas gruesas 100% algodón y una maravillosa tela de tapicería con un cuerpo y un tacto increíbles, en mezcla de lino y algodón. Para los interiores, optamos por algodón rosa, rojo y beige grisáceo. La tela rosa es especial por un defecto de tintura que nos robó el corazón pese a su imperfección.
  • Piel vacuna: en marrón chocolate, negro y naranja, de curtición vegetal (libres de cromo y con un proceso más amigable con el medio ambiente).
  • Firma de madera: de encina y ciprés, procedentes de un pequeño pueblo de Granada.
  • Herrajes: color oro viejo, libres de níquel.

COLORES

PIEZAS

  • Carteras de mano/neceseres multiusos.
  • Bandoleras.
  • Tote bags.
  • Mochilas messenger.